Seguridad de productos e ingredientes

L'Oréal es pionera en la evaluación de sus productos e ingredientes para garantizar su seguridad y eficacia.

Seguridad de Productos e Ingredientes
Seguridad de Productos e Ingredientes

En todo el mundo los consumidores tienen ciertas preocupaciones comunes con respecto a los productos cosméticos. La primera de ellas es la seguridad. Un requisito previo no negociable que descalifica a cualquier producto que pudiera provocar efectos indeseables como irritación en la piel. Segunda preocupación: la eficacia.
Porque la innovación no es un fin en sí mismo: las nuevas moléculas disponibles gracias a la investigación realmente deben proporcionar un beneficio al consumidor, por ejemplo, en los resultados antiarrugas o la protección solar. Finalmente, la eficacia de un producto también se mide por sus cualidades sensoriales: una buena crema debe ser bien absorbida por la piel, una crema solar no debe dejar la piel grasienta. Seguridad, eficacia y experiencia sensorial siempre han sido las tres dimensiones clave de la división de Investigación de L'Oréal. Se pueden medir gracias a la ciencia de la evaluación, un área en la que el Grupo siempre ha despuntado.

En el mundo de los cosméticos, la evaluación permite que se garanticen la seguridad y la eficacia de los productos y de sus ingredientes. Un área en la que L'Oréal es pionera, en particular gracias a sus conocimientos en la reconstrucción de piel humana durante más de 30 años. Con modelos de piel reconstruida, reproduciendo la estructura e imitando de manera óptima las condiciones de aplicación de los productos, es posible predecir ciertas reacciones fisiológicas humanas. Una herramienta fabulosa con la que se prueban miles de fórmulas y cientos de ingredientes cada año y que ha permitido dejar de realizar ensayos de productos terminados con animales desde 1989 (14 años antes de que se convirtiera en una obligación legal). Hoy en día, el centro de Gerland, cerca de Lyon, Francia, dedicado a la evaluación predictiva, produce 130.000 unidades de tejido reconstruido cada año.

Estos modelos de piel y de otros tejidos reconstruidos como la córnea, están actualmente industrializados e integrados en una estrategia predictiva mundial que utiliza varias herramientas y técnicas sofisticadas: modelización de moléculas, sistemas especializados y herramientas estadísticas, técnicas de imagen, plataformas robotizadas... Gracias a estos nuevos ensayos y al conocimiento que L'Oréal ha acumulado durante más de un siglo, ha sido posible predecir la seguridad y la eficacia de un ingrediente, y del producto que los contiene, ¡antes incluso de sintetizarlo! El centro de evaluación predictiva de Gerland está en el corazón de una red internacional que se extiende desde Francia hasta Asia (Pudong), donde se reconstruyeron las primeras pieles asiáticas en 2010.

En L'Oréal somos conscientes de la confianza que depositan los consumidores en la seguridad de nuestros productos. No vamos a renunciar a esa confianza nunca, por lo que nos aseguramos de que todos productos e ingredientes hayan sido sometidos a una rigurosa evaluación de seguridad antes de su comercialización. Además de esto, nuestra práctica de escucha a nuestros consumidores y otros grupos de interés nos ayuda a comprender sus preocupaciones y tenerlas en cuenta para decidir si reducir o eliminar ciertos ingredientes.