Formación: desarrollando el talento local lo más cerca posible de los mercados

Formation des talents locaux
Formation des talents locaux

Durante los últimos 40 años, Lfd (Learning for development, el departamento de formación de L’Oréal) ha sido un motor clave de la política de gestión de recursos humanos del Grupo. Con el tiempo, también se ha convertido paulatinamente en un pilar de la política de RSC dado que promueve el desarrollo profesional de los empleados. Basado en un profundo conocimiento de las características culturales específicas de cada país, se esfuerza por formar a los talentos locales, desarrollar su lealtad y fomentar su desarrollo. Estos talentos reciben apoyo y se les anima a construir una trayectoria profesional en el seno del Grupo a nivel tanto local como regional o incluso internacional. Para L’Oréal, se trata de un reto clave. En un contexto económico extremadamente competitivo, exige que los mejores equipos de todo el mundo alcancen su ambicioso objetivo: conseguir mil millones de nuevos consumidores. "Una de nuestras principales prioridades es la de ayudar al Grupo a acelerar su desarrollo estratégico mediante la promoción de nuevos talentos en los nuevos mercados de alto crecimiento," explica Sylvie Dangelser, directora del departamento. "Para lograr este objetivo, utilizamos el desarrollo conjunto de programas de formación en colaboración con las regiones." El concepto de codesarrollo está basado en el hecho de compartir responsabilidades y en el funcionamiento de la red internacional de directivos pertenecientes a Lfd. Por ejemplo, los directivos de Lfd que trabajan en las distintas regiones del mundo tienen la oportunidad de expresar sus necesidades y desafíos en reuniones internacionales organizadas anualmente por el equipo corporativo de Lfd. Dicho equipo corporativo les ayuda a encargarse de desarrollar programas. ¿Cómo? Proporcionándoles asesoramiento, directrices estratégicas y metodologías indispensables. El equipo corporativo de Lfd también pone a disposición de las regiones distintos materiales de aprendizaje tales como vídeos o e-learning, herramientas y métodos para supervisar la formación, pudiendo adaptar todo este material a las realidades locales. Las regiones pueden, de este modo, asumir de forma independiente el desarrollo y la implementación de programas, con un elevado nivel de calidad, manteniendo al mismo tiempo cierta consistencia en todo el mundo.

Diversidad y consistencia

"Este enfoque tiene tres ventajas principales", explica Sylvie Dangelser. "En primer lugar, garantiza el éxito de los cursos de formación dado que están hechos a medida. Además, garantiza que tengamos los mismos estándares de calidad en todo el mundo. Podemos globalizar nuestra política de formación sin hacerla uniforme, teniendo mucha más diversidad sin perder la coherencia. Por último y por encima de los puntos anteriores, algunos de los programas que se conciben de manera local pueden implementarse en otras regiones, o incluso en todo el mundo. Las regiones desempeñan, por lo tanto, un papel de “buzón de sugerencias”, lo cual contribuye a la multiplicación de iniciativas y buenas prácticas para desarrollar el talento local. ¡Una fuente de innovación significativa!" El hecho de compartir responsabilidades se ha visto reforzado por la regionalización de importantes programas de “educación corporativa” dirigidos a los talentos locales con presencia directa en los nuevos mercados. Además, se ha tomado la decisión de acelerar la titularidad de los programas de formación en los países. Esto significa que los directores ya no tienen que formarse en las oficinas centrales en Francia sino lo más cerca posible de sus mercados. "Hasta el primer nivel de dirección, la formación debería llevarse a cabo en el país correspondiente y, para los puestos directivos intermedios, interviene entonces la región", afirma Sylvie Dangelser.

Centrarse en cuatro iniciativas clave en 2012

1. MyLearning llega a Ghana y Pakistán

La plataforma de formación online MyLearning, que el departamento internacional de Lfd ha puesto a disposición de los equipos locales, representa la manera que tiene L’Oréal de simplificar y facilitar el acceso a la formación. Tras la implementación en Líbano en 2011, en el año 2012 la plataforma – que ya existe en 19 idiomas distintos – se implantó en Pakistán y en Ghana, lugares en los que L’Oréal ha abierto filiales recientemente. ¿Cuáles son los objetivos? Ayudar a los nuevos empleados a sentirse parte de la compañía, a entender la cultura corporativa y la estrategia de desarrollo, impulsando al mismo tiempo sus habilidades, gracias a una trayectoria de formación personalizada, asociada a su puesto de trabajo y línea de negocio, y a los materiales de aprendizaje adecuados.

2. TTM se vuelve local

En el año 2012, por vez primera, se organizó una sesión local del seminario de formación estrella denominado "Transition to Team Management " (TTM) (Transición hacia la gestión de equipos) para los equipos de Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría. El objetivo consistía en aumentar el número de empleados formados en materia de gestión de equipos en Europa y adaptar el programa a las características regionales específicas para optimizar su eficacia. Lfd Europe trabajó con los directores de Lfd en cada país para garantizar que se proporcionaría la misma experiencia de formación que en Francia, tanto en términos de contenido impartido como de calidad didáctica. Durante el año 2013, se han llevado a cabo otras sesiones locales.

3. Mejores conocimientos en materia de cabello africano

Como respuesta al ambicioso objetivo del Grupo de obtener mil millones de nuevos consumidores durante los próximos 10 años, L’Oréal está desarrollando programas de experiencia profesional específicos en los nuevos mercados. En 2012, Johannesburgo fue el lugar elegido para organizar el primer Seminario profesional afro-específico de estilismo y cuidado capilar. Asistieron al seminario cincuenta empleados del Grupo que ocupaban distintos puestos de trabajo en la región de África subsahariana. ¿Cuál era la agenda del seminario? Las características del cabello africano, las expectativas de los consumidores, hábitos y actitudes así como el conocimiento de las tecnologías y productos específicos suministrados por el Grupo. Gracias a este seminario, hubo muchos intercambios interesantes entre los participantes y elaboraron un lenguaje común en torno a este mercado tan específico, para poder construir una comunidad de trabajo realmente regional.

4. Cambio organizacional, de local a internacional

¿Cómo podemos adaptarnos a un entorno en constante cambio? Ésta es la pregunta planteada en el corazón de “Leaders for change” (Líderes para el cambio), un nuevo programa de formación desarrollado por L’Oréal para los empleados que pertenecen a los comité de dirección de Asia Pacífico. Organizada gracias a la iniciativa del Lfd regional, con el apoyo del departamento internacional de Lfd y en colaboración con la Universidad nacional de Singapur, la primera sesión contó con la presencia de 23 participantes. ¿Cuál era el objetivo? Fomentar las buenas prácticas en términos de cambio organizacional, contando con presentaciones por parte de expertos tanto de Asia como de Europa, testimonios y estudios de caso de los directivos senior del Grupo. Durante el año 2013, otros 23 directores de la región recibieron también esta formación. A raíz de su éxito, este programa local se va a convertir ahora en un programa global.

Recursos humanos

  • 47.969 empleados asistieron a un curso de formación en 2012