En Brasil, en los salones de peluquería de las favelas

El proyecto dirigido por Matrix en las favelas de Río representa un exitoso ejemplo de modelo de negocio con inclusión social).

Matrix

Better trained and using better products, the hairdressers attract more customers and buy more from the micro-distributors.

Matrix

Better trained and using better products, the hairdressers attract more customers and buy more from the micro-distributors.

Más de dos tercios de los salones de peluquería brasileños están situados en las favelas y resulta muy difícil llegar hasta ellos. "Los peluqueros de las favelas utilizan grandes marcas del mercado, no porque sean más baratas sino porque son las únicas que conocen", explica Weider Cristian Campos, Consejero delegado de Matrix Brasil. "No tienen ni el tiempo ni la predisposición para ir a investigar qué está ocurriendo en otros lugares." Así, en 2010, nuestra marca profesional puso en marcha un proyecto de microdistribución con el objetivo de convencerles para que usaran sus productos. ¿Cuál fue el resultado? En el año 2014, casi mil mujeres han distribuido los productos de la marca a decenas de miles de salones de todo Brasil.

Desarrollando el espíritu emprendedor de las mujeres de distritos pobres

Contratadas por Matrix con la ayuda de un colaborador especialista, estas mujeres microdistribuidoras reciben primero una formación técnica impartida por Matrix, junto a una formación en gestión proporcionada por un organismo público. Cada una de ellas se pone entonces manos a la obra en aproximadamente cincuenta salones de su distrito. "Dado que provienen de las favelas, saben dónde están las peluquerías y qué tipo de limitaciones tienen, por lo que hablan el mismo idioma," explica Weider Cristian Campos. Por lo menos una vez al mes, organizan cursos de formación en coloración o alisado, por ejemplo, o bien en sus propias casas o en pequeñas instalaciones locales alquiladas mediante un sistema de microcréditos. El resultado es una situación win-win , ya que gracias a que tienen una mejor formación y a que utilizan mejores productos, los peluqueros atraen a más clientela y compran, por lo tanto, más productos de las microdistribuidoras, que reciben aproximadamente una comisión del 20% de sus ventas. "Al mismo tiempo, tenemos la oportunidad de cambiar las vidas de muchas mujeres” explica entusiasmado, Weider Cristian Campos.

Los salones de peluquería de las favelas

  • El 89% de los salones de peluquería de Brasil son informales y están situados en zonas pobres