L’Oréal hizo una llamada a la acción en Japón

Para ayudar en la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto y el posterior tsunami que tuvieron lugar en Japón en 2011, la filial nacional Nihon L’Oréal ha desarrollado iniciativas a largo plazo para contribuir a regenerar las relaciones sociales.

  • The

    The "Hairdressers of Hope" beauty bus.

  • A bus-turned-hair salon

    A bus-turned-hair salon.

  • The Community Café

    The Community Café

  • 8 hairdressers who each lost their salon and their home were recruited for the “Beauty Bus”

    8 hairdressers who each lost their salon and their home were recruited for the “Beauty Bus”.

  • Inauguration of the Community Café in November 2011

    Inauguration of the Community Café in November 2011.

  • Beauty treatments and makeup advice to bring a bit of wellness to residents

    Beauty treatments and makeup advice to bring a bit of wellness to residents. 

El 11 de marzo de 2011 se produjo el seísmo del milenio en el norte de Japón, al que siguió un tsunami gigantesco que dejó a su paso miles de víctimas y personas que se quedaron sin hogar. La donación de 100 millones de yenes (más de 900.000 euros) que L’Oréal realizó inmediatamente a la Cruz Roja no fue más que el comienzo de su programa de ayuda.

La mayoría de empleados de Nihon L’Oréal se presentaron voluntarios para ayudar a la gente en la región afectada. “Para reconstruir Tohoku se necesita ayuda permanente: Nihon L’Oréal hará todo lo que esté en su mano para contribuir”, aseguró Maki Imura, director de comunicación corporativa de Nihon L’Oréal. La filial se centró también en las iniciativas comunitarias a largo plazo, como el “Café de la Comunidad” y el autobús de belleza “Peluqueros por la esperanza”, para ayudar a la gente de las zonas más golpeadas de Miyagi e Iwate.

"Hana-So": la cafetería comunitaria de L’Oréal


Puesto en marcha por la filial japonesa de L’Oréal en colaboración con la ONG JEN, la cafetería “Hana-So” es un programa de solidaridad concebido para ayudar en la reconstrucción de Miyagi. “La idea era levantar una cafetería comunitaria en Ishinomaki, una ciudad situada en una de las zonas más afectadas de la región de Miyagi, con el fin de regenerar los vínculos sociales que cercenó esta catástrofe natural. Era ingente el número de personas que había perdido su hogar y el contacto con otras personas, por lo que se necesitaba un lugar en el que volver a encontrarse”, explica Maki Imura, Director de comunicaciones corporativas de la filial Nihon L’Oréal. “En este sitio los visitantes pueden sentarse en torno a un café, intercambiar información, recibir consejos útiles y disfrutar de una sesión de maquillaje o incluso un masaje”.

El 9 de septiembre de 2011, la revolucionaria inauguración del café, que contó con la presencia de Klaus Fassbender, Director ejecutivo de Nihon L’Oréal, la ONG JEN y el alcalde de Ishinomaki, brindó la ocasión a los equipos de Nihon L’Oréal de establecer un primer contacto con la comunidad local.

El 29 de noviembre de 2011 se inauguró la cafetería comunitaria. Uno de los platos fuertes del día fue un taller denominado “Ojos para el futuro”. Adoptando el nombre del programa de solidaridad creado por Lancôme en junio de 2011 (que dona 100 yenes a la cafetería comunitaria por cada máscara que se vende), la marca ofreció a las mujeres sesiones gratuitas de belleza y asesoramiento sobre maquillaje.

Desde su inauguración, se han contratado a siete personas para trabajar en el “Hana-So”, que abre todos los días de 10:00 a 4:00 h. Todos los meses llegan cientos de personas que se reúnen con un café en la mano, que reciben de forma gratuita.

El 18 diciembre se celebró una fiesta de Navidad en el café de la comunidad. Una vez más el personal de Nihon L’Oréal acudió en tropel de forma voluntaria, gracias a lo cual cientos de personas pudieron reunirse, disfrutar de un trozo de tarta y de un masaje y participar en talleres de elaboración de guirnaldas navideñas.

El 10 de marzo de 2012, un año después del desastre, se organizó el acto de restauración de Tohoku “Hana-so Blossom of Hope”. 500 personas acudieron al café “Hana-So”, donde L’Oréal celebró una vez más diversos talleres.

El autobús de la belleza "Peluqueros por la esperanza"


Champú, un bonito corte de pelo, una agradable conversación con los profesionales allí presentes… El autobús de la belleza “Peluqueros por la esperanza”, una iniciativa puesta en marcha por Nihon L’Oréal en septiembre de 2011, ayuda a las personas que viven en casas de acogida a recuperar la autoestima, al tiempo que da trabajo a los peluqueros de la zona. Y es que el “autobús de la belleza” ha contratado ya a ocho profesionales que perdieron su negocio y su hogar como consecuencia del desastre.