Peluqueros comprometidos

La Fundación L'Oréal recurre a su red de peluqueros asociados para colaborar con grandes iniciativas.

Peluqueros contra el SIDA

Con el apoyo de la Fundación, la división de productos profesionales de L'Oréal, en colaboración con la UNESCO, ofrece el programa «Peluqueros contra el SIDA», un proyecto sin precedentes lanzado hace once años y concebido a partir de una simple creencia: que el diálogo y la prevención cumplen una función esencial en la lucha contra este virus. Por este motivo, a lo largo de los últimos diez años, 5.000 profesionales educativos de L'Oréal han formado a peluqueros profesionales para que transmitan la importancia de la prevención, llegando a cobrar especial importancia en la prevención diaria de la enfermedad. «Cuatro nuevas regiones geográficas, Suecia, Noruega, los países Bálticos y Filipinas, se han unido recientemente al programa de educación preventiva Peluqueros contra el SIDA, en continua expansión. En 2012, 37 países participaron en el programa, y se estima que desde 2005 1,8 millones de peluqueros han seguido la formación.»

Para más información sobre Peluqueros contra el SIDA

Joséphine o la belleza accesible


Conociendo el peso que tiene la apariencia en la autoestima y en el éxito social, la Fundación L'Oréal colabora con «Joséphine, por la Belleza de las Mujeres», una iniciativa sin precedentes que proporciona acceso a cuidados estéticos a mujeres sin recursos. Fundado por Lucia Iraci, anteriormente peluquera en un estudio, Josephine es el primer salón de belleza social que se crea en Francia. Ofrece cuidados estéticos a cambio de una cantidad simbólica de entre 1 y 3 euros. El salón también recibe el apoyo de Gemey-Maybelline y la división de productos profesionales.

En 2012, más de 1.500 mujeres visitaron el salón.

Como resultado de su éxito, Lucia Iraci abrió un segundo salón en la ciudad de Tours en septiembre de 2012, que también ha recibido el apoyo de la Fundación L'Oréal.

Entrevista a Lucia Iraci, fundadora del Salón Joséphine
«Quería crear un salón en el que la belleza fuera accesible a todas las mujeres, y en el que las personas que estén pasando por dificultades físicas, emocionales o psicológicas pudieran recuperar su autoestima.»

¿Qué hace que este salón sea diferente?
Somos el primer salón de belleza de Francia dedicado a mujeres que están atravesando momentos difíciles. Las organizaciones que trabajan con estas mujeres tienden a subestimar el grado en que la apariencia de una persona puede afectar a su bienestar y su autoestima. De hecho, es algo vital. No se trata de caridad. Estas mujeres son clientas. Les pedimos que paguen un precio simbólico de tres euros. De esta forma, se sienten respetadas.

Al cabo de un año, ¿se podría decir que ha sido un éxito?
¡Hasta ahora, 2.670 mujeres se han beneficiado de nuestros servicios! ¡Y nuestro libro de citas está constantemente lleno! Lo realmente alentador es el hecho de que varias mujeres hayan encontrado trabajo después de visitarnos. Otras han reunido el valor suficiente como para acudir a entrevistas o han dejado a una pareja que las maltrataba. ¡Quiero que el salón haga esto por muchas más mujeres!

Para saber más sobre el Salón Joséphine