El asunto de los ensayos en animales

Seguridad de productos, preguntas sobre experimentación animal
Seguridad de productos, preguntas sobre experimentación animal

La salud y la seguridad de nuestros consumidores ha sido siempre una absoluta prioridad para L’Oréal, como también es la defensa del bienestar de los animales.

L’Oréal ha desarrollado un procedimiento de evaluación de la seguridad de sus productos muy riguroso y respaldado por nuestra I+D. Mucho antes de que los tests en animales fueran una preocupación para la sociedad o estuviesen regulados, L’Oréal se comprometió con nuevos métodos de evaluación de la seguridad sin recurrir a los animales.

Verdadero pionero, L’Oréal ha estado reconstruyendo piel humana en laboratorio desde 1979 para elaborar tests de seguridad in vitro, como alternativa a los animales. En 1989, L’Oréal dejó de testar definitivamente sus productos en animales, es decir, 14 años antes de que lo exigiera la ley. Desde 2013, L’Oréal ha dejado definitivamente de testar los ingredientes en animales. Solo existe una excepción a esta regla para L’Oréal como para el resto de empresas cosméticas: las autoridades sanitarias de China exigen algunos tests en animales para algunos productos o ingredientes.

A lo largo de 10 años, L’Oréal ha trabajado junto con las autoridades y científicos chinos para disponer de métodos alternativos por ellos reconocidos y permitir evolucionar la reglamentación cosmética hacia una eliminación total y definitiva de los tests en animales. Gracias a esto, desde 2014, algunos productos fabricados y comercializados en China, como los champús, los geles de ducha o el maquillaje, ya no se testan en animales.